¿Cuánto cuesta tu fotografía corriendo? ParteII

23 de marzo, 2020 - Articulo - Comentarios -

¿Cuánto cuesta tu fotografía corriendo?

Parte II

 

Bueno, si llegaste hasta aquí es que la primera parte te resultó interesante.

Pues bien, en esta segunda voy a intentar explicar cuánto cuesta una fotografía de un evento deportivo y por qué yo no las pongo a la venta a los usuarios.

Muchas veces llegamos a los sitios y vemos una persona, y le decimos -Venga, una foto con los colegas, que no te cuesta nada-. O esa típica frase que todos hemos escuchado alguna vez de -¡Con tu equipo yo también hago esas fotos!-. Pero realmente, ¿son ciertas? En multitud de ocasiones me han preguntado por qué los fotógrafos cobran tan caro si "mi tío, vecino o conocido, tiene una cámara de esas y hace unas fotos geniales". Pero cuando os casáis o hacéis un evento que se necesita un recuerdo, del cual os gusta presumir, ahí no llamáis a ese tío, amigo o conocido para que vaya a haceros las fotografías, ¿verdad?

Al igual que cuando vais a comprar el pan, pagáis al panadero por sus conocimientos e infraestructuras, o al carnicero, zapatero, etc. El fotógrafo ha estudiado, comprado equipo y un largo etcétera que iré explicando a lo largo de este artículo.

Empecemos por el equipo.

¿Cuánto cuesta un equipo fotográfico?

Pues si os detenéis a googlear un poco, podréis comprobar que es como todo, lo que uno pueda o quiera gastarse. Al final, es un mundo caro como cualquier otro cuando lo que quieres es hacerte profesional o tener lo mejor.

Muchas veces, el equipo se va consiguiendo a lo largo de los años por su enorme coste.

Algunas personas siempre me preguntan si el equipo dura para toda la vida. Bueno, si es cierto que los objetivos son más duraderos que las cámaras, ya que estas realmente son las que más sufren. El obturador tiene una vida útil, o normalmente son las que se averían con mayor facilidad.

No voy a poner precios de nada, ya que no es ese el mensaje que quiero difundir, solo quiero que entendáis lo que conlleva cada fotografía para que se valore, y cada uno haga su reflexión.



Un equipo medio-bajo puede costar de los 1500 € en adelante. Cuerpo, objetivo, etc. Ahí lo voy a dejar.

No solo hay que contar con el equipo, también tenemos que contar con todos los accesorios que tenemos que sumarle al mismo y que aumentan su precio. Tarjetas de memoria, baterías, pilas, mochila, trípode, rotula del trípode, disparadores, flash,... Son cosas insignificantes, pero al final son tan importantes como el equipo, ya que sin ellas no puedes llevar a cabo tu trabajo.

Después de esta parte que vamos a denominar equipo, ahora empieza el resto de cosas que le suman un costo elevado a cada fotografía.

El equipo de edición

Claro, todos tenemos en casa un equipo informático para uso personal. Pero tener en cuenta que muchas veces, como es mi caso, un equipo básico de casa no vale. Se necesita uno más potente, lo cual genera un coste en discos duros, pantallas y otros periféricos.

Todo suma. Ahora, como en cualquier profesión tenemos que sumarle transporte, luz, agua, seguros. Y digo seguros, porque tenemos que tener el equipo asegurado, ya que en esta sociedad no estamos libres de los desalmados que se apropian de lo ajeno.

A sumar nos queda tanto los servicios de hospedaje (web y dominio), ya que siempre tienes que tener una ventana al mundo y un portal donde vender tus fotografías. Y a todo esto nos queda añadir las cuotas o pagos de impuestos. Cuota de autónomos y gestoría. Aunque muchos ya sabemos que estos dos últimos se los saltan a la torera.

Como ya os dije, no voy a poner números. No voy a entrar en mucho detalle. Ya hay gente que si buscáis por internet, se entretuvieron en poner estos datos para que sepáis sus gastos.

Así que si hacéis un cálculo de todo lo anterior, más las horas que nos tiramos en el evento, más las horas de procesado en casa, os podréis hacer una idea del coste.

Entonces, ¿Cobro o no?

Muchos me preguntan siempre -¿por qué no vendes el equipo?, si hay gente que las vende a tanto dinero- o -este lo hace así...-. Hay verdaderos profesionales que se dedican a esto, os lo aseguro, y nadie les va a enseñar nada. El 99% ni firman sus fotos. Raro ¿verdad? Simplemente hay gente que no le merece firmar las fotos, ya que van contratados por las organizaciones o llegan a acuerdos con ellas.



Y digo esto, porque realmente si una organización contrata a un profesional, debería estar contemplado en la inscripción. ¿Cuántos de vosotros no usa fotos en sus perfiles o en sus redes sociales con la firma del fotógrafo o marca de agua de una empresa que ha realizado la fotografía por no molestaros ni en borrarla? ¿Cuantos de vosotros compra sus fotografías? Pensarlo detenidamente, si vais a una media de 20 o 30 carreras, ¿en cuántas compráis las fotos? en una o dos, máximo.

Esta es una de las razones por las que no me gusta vender mis fotografías. Creo que como corredor aficionado ya pago bastante en la inscripción de una carrera. Que si me cobran 20 o 50 céntimos más, ni lo voy a notar, y al menos voy a tener una fotografía, o no. Que yo como fotógrafo sé que es imposible tener fotografías de todos. Pero, ¿en qué carrera no tienen arco de meta o photocall para hacerse una fotografía?

Otro motivo por el cual creo que siempre hay que buscar medios para no cobrar a los corredores, son los patrocinadores. ¿Por qué son tan importantes? Siempre veo que se patrocinan a deportistas, eventos u otros servicios. Pero ¿y al fotógrafo por qué no? Si realmente cuando tú organizas un evento pequeño, pongamos unas 1000 fotografías y las firmas con el patrocinador, la visibilidad va a ser la misma o superior, para un atleta popular que va a una carrera cada cierto tiempo, a poner un banderín en la carrera.

Cierto es, que un fotógrafo de mi calibre que no se le considera profesional, su visibilidad puede llegar a ser baja, pero como siempre digo "los trabajos conjuntos siempre dan visibilidad a ambos".

Claro ejemplo tuvimos en el Cross del Roscón de San Fernando de Henares. Un par de horas realizando fotos porque no tenía nada que hacer ese día, y bajé a ver a algún amigo, y la repercusión que tuvo.



Con todo esto quiero que entendáis que muchas veces, cuando os pido que compartáis las fotografías de un evento, que etiquetéis a la gente que conocéis, o simplemente que me nombréis cuando utilizáis las fotografías que gratuitamente os regalo, no creo que sea mucho pedir. Muchas veces, ese simple gesto que a vosotros no os cuesta más de 30 segundos, a mí me sirve para seguir consiguiendo patrocinadores que me den medios para asistir a más carreras, o simplemente ayude a equiparme o a infraestructuras, ya que el mínimo gesto siempre ayuda: una mochila, un ticket de gasoil,...

No sé si con esto entenderéis un poco más por qué hago lo que hago y por qué he decidido hacerlo así. Pero con que tan solo hayáis terminado de leerlo, me doy por satisfecho. Y si encima, os he hecho pensar un poco, más contento me quedo.

Y de momento, hasta aquí he llegado hoy. Pero aunque también #yomedoencasa, esto no ha terminado.

Hasta pronto y ya sabéis... ¡¡¡sonreid!!!


En colaboración con: 

Raquel González García

 

patrocinioinsisgnias
Compartir 
Sonia
26 de marzo, 2020
Me encanta que esa cabecita inquieta no pare, y encima es mejor aún la segunda parte que la primera, yo soy una fan total de los fotógrafos de las carreras jeje y nunca he dudado que ese gran trabajo tiene un precio incalculable, pronto estarás editando fotos ya verás.
Carlos Alonso Fernández
28 de marzo, 2020
Totalmente de acuerdo,para los paquetes como yo esa foto es un subidón,la mejor de las medallas ,el ser humano es así somos los más listos y si podémos tiramos por el suelo el trabajo de los demás ,no dejes esta labor tan bonita q haces siempre habrá un ídolo tuyo con un Aquarius cerca de ti,un millón de gracias

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 9 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías